"Seré un genio, y el mundo me admirará. Quizá seré despreciado e incomprendido, pero seré un genio, un gran genio, porque estoy seguro de ello".
Salvador Dalí

viernes, 15 de mayo de 2009

Como un tesoro

Alejarse de los seres queridos siempre duele.

Pero bueno, todos tenemos que aceptar que eso forma parte de la vida, ¿no? Es un paso más, marca el final de una etapa y el principio de otra, mejor o peor. Ésto ocurre cada vez que pierdes a un ser querido. Unas veces es un "adiós" y otras solo un "hasta mas vernos".

Cuando es el primer caso, poco se puede hacer, simplemente aceptar lo inevitable, guardar muchas fotos, recuerdos y vivencias, y atesorarlas hasta el inevitable día en que nos reunamos con nuestros seres queridos. Ahí a lo mejor depende de las convicciones de cada uno, si cree o deja de creer en un cielo, un infierno, una reencarnación, una nada... Aquí hablo de mis abuelos, pues los únicos recuerdos que tengo de ellos son fotos, y aunque las veo una vez cada tantos años, me recuerdan que debo portarme bien, porque no se han ido.

Ahora el segundo caso. A veces las personas se nos van antes de morirse, sea a otro país, otra ciudad, a otro colegio, a otra oficina... No se van de éste mundo, se quedan mucho más cerca, pero al mismo tiempo se interpone entre nosotros un abismo insalvable, de un par de calles, o de miles de kilómetros. Y a veces las razones son tan inevitables como la propia muerte, no se pueden detener, tienen que pasar, pues forman parte del ciclo.

Hablo de cuando te cambias de colegio y abandonas a todos tus compañeros de clase de toda la vida, hablo de los primeros niños con los que jugaste en el parque, hablo de aquél par de amigos con los que maquinabas en los recreos, hablo de aquellas chiquillas que te gustaban, hablo de aquella profesora que te reñía cuando no tenías los deberes hechos y te dedicaba una sonrisa después de cada examen.

Hablo de dejar tu colegio de primaria, lo único que has conocido nunca y empezar la secundaria en otro sitio, hablo de los primeros días de clase en un colegio nuevo y todo el mundo se interesaba porque te integraras, hablo del profesor cabrón que te mandó a septiembre por no saber hacer las volteretas, hablo de la profesora de mates que te suspendió las mates a propósito para que te esforzaras y sacases un 9 después, hablo de las conversaciones de besugo con cada amigo nuevo de clase, hablo de la primera novia y el primer beso, hablo de la seria directora del colegio que da tanto miedo, hablo de todas las broncas en los recreos decidiendo qué película es mejor, hablo de decirle a tu profesor que no es ni guapo. ni deportivo, ni juvenil como dice él, hablo de aquellos compañeros que se cambian de colegio como hiciste tú antes que él...

Hablo de hoy, hablo de la graduación de mi novia, hablo de las despedidas de los profesores, hablo de los recordatorios de los buenos y los malos momentos, hablo de cuando mi novia lloraba en mi hombro y yo la abrazaba fuerte para no ponerme a llorar yo también, hablo de todas ésas personas que después de unas pocas semanas no volverá a ver salvo al cruzárselos por la calle, hablo de lo que duele separarse de las personas con las que llevas media vida riendo y llorando, estudiando y riñendo.

Hablo de que la directora ya no me parecía tan seria, hablo de aquellos profesores que fueron tan duros conmigo porque querian que llegara lejos, hablo de ésas conversaciones de besugo que sigo teniendo cada día, hablo de los compañeros de primaria que me cruzo por la calle y me hacen rememorar las charlas y los parques, hablo de toda la gente que se esforzó para que yo hablara en clase e hiciese amigos.

Estoy aquí delante de mi ordenador, llorando porque mi novia se ha despedido de sus profesores de toda la vida, recordándome a mí mismo que solo me queda un año para tener conversaciones de besugo, hacer bromas con los profesores, hacerme fotos con mis amigos, porque en un año yo también me graduaré y estaré ahí en medio llorando como un niño, porque jamás olvidaré a aquél profesor, ni a aquellas chiquillas, ni a esa directora tan seria, ni esos pasillos dónde te conocí.

Y por eso guardo todos esos recuerdos como oro en paño, porque al final de la primaria aprendí lo que se siente al despedirse de una etapa del ciclo, crecer, sean recuerdos buenos o malos, porque son un tesoro como nunca se ha visto antes, más grande que el mundo, más brillante que el oro y la plata, más alegre que aquél aprobado en matemáticas.

Por favor Empar, aprovecha éstas semanas de recuperaciones y Selectivo para hacerte fotos con todos los capullos de clase y todos los profesores que te han suspendido, porque los echarás de menos, y te quedarás como yo, que no atesoré los suficientes recuerdos cuando tuve la oportunidad, y te pasarás una noche como ésta llorando frente al ordenador, emocionada por las despedidas de otra persona.

Quiero volver a ver a mis amigos de primaria, a mis profesores, caminar por esos pasillos... y querré hacer lo mismo con mi colegio de ahora dentro de unos años.

Juro que cuando esté en la universidad me pasaré a visitar el colegio de vez en cuando, para recordar anécdotas, y lo mismo haré cuando deje la universidad, durante todo el tiempo que pueda, para hablar y hablar y hablar de los viejos tiempos...

"No se ponga triste ante una despedida. Una despedida es necesaria para volver a reencontrarse. Y un reencuentro, después de un momento o después de toda una vida, es algo inevitable si somos amigos de verdad"

17 comentarios:

Osa Mimosa dijo...

Mifrikiiiiiiii!!
No sé como lo haces que has conseguido que vuelva a emocionarme otra vez. Sólo que ahora no te tenía para poder abrazarte de nuevo, llorar en tu hombro y apretarte fuerte.

Todo da pena dejarlo después de tantos años y tantas cosas vividas.
Estoy segura de que luego hecharé de menos mi colegio, mis 15 años de colegio. Madre mía...
Ya me lo dicen a mí, todo son: Fotos y recuerdos.

En fín... Gracias por estar allí conmigo y no separarte de mí.
Te quiero.

Pedro dijo...

Me has traído muchos recuerdos a la mente, unos buenos, otros no tanto.... la vida misma, mi vida, yo mismo.
Cada persona que dejas atrás es un cachito de ti mismo.

Un abrazo.

≈ Estrellita ≈ dijo...

__________________________________$$$
_______________________________$$$$$
____________________________$$$$$$
__________________________$$$$$$$
________________________$$$$$$$$_$$$$$$$$$$$
______________________$$$$$$$$$$$$$$$$$$
____________________$$$$$$$$$$$$$$$
___________________$$$$$$$$$$$$$
_________________$$$$$$$$$$$$
________________$$$$$$$$$$
_______________$$$$$$$$$
______________$$$$$$$$
_____________$$$$$$$$
____________$$$$$$$
___________$$$$$$$
___________$$$$$$
__________$$$$$$
__________$$$$$
_________$$$$$
_________$$$$
________$$B$
________$$2$
________$$$
________$$$_____$
__$______$$___$$
____$$$$$$$$$$$
_____$$$$$$$$$
______$$$$$$$$$
_____$$$$$$$$$$$$$
____$$$$$$$$$$$$$$$
____$$$$$$$$$$$____$
__$_____$$$$
_________$$$
__________$

que linda entrada, te dejo un besito Luis y gracias

Io dijo...

Qué hermosa y emotiva reflexión!

Yo me sorprendo ahora reencontrando compañeras de colegio en Facebook. Es muy gratificante.

Pero también es cierto que la vida es cambio continuo, y hay que hacer hueco para las nuevas personas que se han de conocer, para las nuevas experiencias, los nuevos escenarios, la nueva personalidad que adquirimos.

Para eso nos dotó la naturaleza de memoria, supongo, para que todos y todo viva por siempre dentro de nosotros.

He estado un tiempo alejada. Me alegro de volver a encontrarme contigo.

Un besazo!

Emma dijo...

Si en tu caminar dejas huellas profundas... quien quiera seguirlas te encontrará ;) y entonces podréis rememorar buenos y no tan buenos tiempos juntos. En todo caso, los recuerdos siempre quedan y son parte de tu vida y de tu evolución personal.
La melancolía también es parte importante de la vida, Luismi. Un fuerte abrazo.

Marinel dijo...

No es más que un hasta luego,no es más que un breve adiós...muy pronto junto al fuego nos reuniremos...
Es parte de una canción, que cantábamos en mi colegio cuando nos graduábamos y pasábamos al insti y esas cosas...
Nunca hay que dejar del todo de lado el contacto con quienes formaron parte de nosotros en una etapa de nuestra vida.
O al menos no debería ser,porque la vida después tiene sus propios planes...
Sin embargo,hay que intentarlo.
Vendrán otras etapas,otreas gentes,otros sucesos...y también dejarán huella imborrable.
Eso es la vida,sencillamente.
Muchos besos.

LadyRugi dijo...

Vaya, qué recuerdos. Hace dos años que yo me gradué en mi instituto, y también me dio mucha pena dejarlo todo. Mi pobre tutora se puso a llorar el día que me dió las notas... Siempre la había visto tan seria y con tanta compostura que me causó mucha impresión y le dije que no llorara o sino lloraría yo también... Aish...

Pero ahora me alegro. Guardo bien esos recuerdos y no olvido que, de un modo y otro, me convirtieron en lo que soy.

Ánimo con todo =)

Dieguillo dijo...

Cuánta razón tienen estas palabras.
Bueno, ya te llegará la nostalgia por todo esto supongo, jeeje.


Un abrazo Luismi. ;)

Sorny dijo...

Llevas toda la razón en esta entrada, hay que aprovechar al máximo los compañeros que tienes ahora y has ganado en estos años de tu vida. Jajaja, me he acordado de cuando quedábamos cada viernes para perrear por las calles, jugando al fútbol, a la Play o ir al cine, eran grandes tardes xDxDxD. Ahora todo a cambiado...
Haber si nos sacamos unos recuerdos este último mes, porque no se sabe a quien perderemos este año y el año que viene. Espero que no me valla este año :S

Saludillos Friki!

Emma dijo...

Hola Sorny!
Sólo una cosita, y no te molestes ¿vale? una pequeña corrección ^^

Espero que no me vaya este año...
las vallas las saltan los caballos :p

Besitos.

Josito dijo...

No me gustan las despedidas, pero si hay que hacerlas, nunca digo adiós, sino hasta luego...

La Rizos dijo...

Jo, qué bonito texto. Me has emocionado, porque me hiciste volver a pasearme por ese colegio al que tengo tanto cariño y que tantos buenos momentos depositó en mi memoria.
Disfrutad siempre del ahora como si fuese irrepetible porque, ¿sabéis? ES irrepetible.

Osa Mimosa dijo...

La frikosa de tu novia al final ha aprobado todo... Ayss, q haría ella sin tí :P

estela dijo...

Que recuerdos has despertado en mi, Luismi. Tantas cosas que dejé atras, que creí olvidadas y ahora me doy cuentas que todo lo vivido, al convertirse en recuerdo, perdura para siempre.

besos, y felicidades a tu novia por su graduación.

El_Valencianet dijo...

Joder Luismi, eres un cabrón...
Casi más hecho llorar... o ya no se si lloro o no, pero llora mi alma...

Tu sabes lo dificil que fue para mi irme de S.Cor. Dejaros a todos vosotros y a los mejores profesores del mundo que he tenido: Las graciosas discusiones con Maika y el valenciano, con Vicente y el València CF, con Rafa y los años 70 y 80, con... puff me dan ganas de llorar recordándolos...

Y tienes razón... solo me quedan los recuerdos y muy pocas fotos...

Pero esos recuerdos son parte de mi corta vida, los guardaré hasta morir, moriré con ellos jamás los olvidaré, no pasará un dia que no recuerde tus bromas, tus risas, las de los compañeros, a SanSan, a JD, al Pepal... a todos...

Ojalá en esta vida llegueis a lo más alto de la más alta torre^^
Que triunfeis!!
Que sigas con tu novia
Que nos veamos aunque sea una vez al mes, para el Frontón, Cartas, Videojuegos o tan solo charlar ^^
Que cada día sea una nueva ilusión que cada día demos gracias por vivir los recuerdos!!

Te deseo lo Mejor a Ti y a tu Mimosa, Cuidateeeee my friend!!!
Don't wory be happy, 4ever!!!

Emma dijo...

Hola Luismi!
Paso a dejarte miles de abrazos y desearte un muy feliz verano :)

Zinquirilla dijo...

Me imagino que estarás de vacaciones, teniendo además la playa al lado :D

qué paes muy buen verano!