"Seré un genio, y el mundo me admirará. Quizá seré despreciado e incomprendido, pero seré un genio, un gran genio, porque estoy seguro de ello".
Salvador Dalí

sábado, 17 de enero de 2009

A Song of Sand and Butterflies

La vida es... como un desierto.

No me malinterpretéis. No hablo de que la vida sea dura, no voy a usar una metáfora con un oasis y la perseverancia a lo Sueño de Primavera (que puede que un día me entre la vena). Se pueden hacer muchísmas metáforas con la vida. Con lo que sea.

Podemos encontrar metáforas sobre la vida hasta en una sopa de fideos. De acuerdo, a lo mejor yo soy
 muy raro y veo metáforas en todas partes. Pero es otra forma de ver la vida.

¿Lo véis? Otra metáfora así, al canto. La vida está llena de significados ocultos. De guiños del artista a los símbolos de su obra... Joder, ya tenemos otra. Bueno, volvamos al tema de la vida... Mmmm... Mierda, es que no se me ocurre cómo explicar la vida sin metáforas.

Digamos que la vida es... no, son... 

Instantes.

Sí. Algo así. Imagináos... una encrucijada. Lleváis tiempo recorriendo un comino, y de repente, se divide en varias direcciones. Tenemos que escoger una. Pero a lo mejor no todas llevan al sitio adónde queremos ir.

Todos los caminos llevan a Roma, así que da igual hacia dónde vayamos. Simplemente, disfrutemos del paisaje. Vamos eligiendo caminos y caminos, y nos vamos cruzando con más y más gente. Muchas veces no sabemos qué nos depara el siguiente sendero. Otras muchas más nuestros pasos dependen de los camino de otros viajeros.

Imagináos que al pasar por un puente, éste se cae. Cuando nosotros lleguemos a ése puente, no podremos pasar, así que tendremos que buscar una bifurcación distinta. Pero no fue culpa nuestra que ése camino se cortase. O que otro viajero abra una senda por el bosque a base de machete.

Así que otros tantos caminos nos son impuestos al azar por otros viajeros igual de perdidos que nosotros. Pero bueno, confiemos en la providencia y sigamos el camino. Roma no está cada vez más cerca...

Cambiemos de metáfora.

Imaginad... el aleteo de una mariposa. Sí, ése aleteo que más tarde se transforma en un huracán al otro lado el mundo. La mariposa no sabe lo que ha hecho, ni nosotros sabemos de esa mariposa perversa. No es culpa de nadie, ¿no? Oh, el azar...

Lanzad una piedra por una ladera. Tened por seguro que al llegar abajo no será la misma piedra. Puede que la piedra se quede a medio camino de la base de la ladera al quedarse atascada por otra piedras. O puede que al llegar abajo venga acompañada de un avalancha que atropelle a alguno de nuestros amigos los viajeros...

Todo está... interconectado. Con hilos invisibles y pendencieros, que se mueven de forma caprichosa dando lugar a una orquesta con demasiadas notas para que la sigamos y una canción en una lengua extraña.

Volvamos al desierto. Arena. Granos. Se mueven al son del viento orgulloso y taimado. Cae un grano en algún lugar... y luego viene otro. Y otro. Y otro. Si se ponen en los sitios adecuados... forman una duna capaz de tapar el mismo sol.

Eso es la vida.

Infinitos instantes ordenados según los designios de una mano enguantada que acecha desde una oscuridad incierta. Sólo instantes. Que juntos pueden ensombrecer al mayor de los reinos o hacer que nos salga una espinilla en la nariz el peor día posible.

Lo nuestro empezó porque algún chaval colgó un video de los Umbilical Brothers en Jesulink.com. Ese no es más que un granito de nuestra duna. Que se cimienta sobre otros tantísimos granos. Yo ya le he perdido la pista al camino que seguimos... solo recuerdo algún que otro camino pedregoso, y un sol radiante al comienzo del invierno.

No podemos seguir el paso a la mano que rige la orquesta. Huye por caminos oscuros y angostos, y nunca sabemos si van de verdad a Roma... Cada vez que estamos cerca de quitarle ese guante y ver qué esconde... 

Se deshace en arena.

Y al siguiente instante forma otra duna sobre un camino cortado por una avalancha anónima. No nos preguntemos sobre las reglas del juego. Todos los caminos llevan a Roma, ¿no?

Simplemente, disfrutemos del paisaje, admiremos las mariposas y bailemos lo que queda de esa canción extraña...

P.D.: "Dios no juega a los dados con el universo. Juega a un juego inefable de Su propia invención que podría ser comparado, desde la perspectiva de los demás jugadores (es decir, todo el mundo), con estar en una oscura y compleja variante del poker en una habitación oscura, con cartas en blanco, con apuestas infinitas y con un croupier que no te quiere explicar las reglas y que sonríe todo el tiempo." -Terry Pratchett

15 comentarios:

mar dijo...

Me gustan tus metaforas..me quedo con el granito de arena..quisiera ser uno de ellos y conseguir ser duna...
Un besito y una estrella.
Mar

estela dijo...

Estupenda reflexión.
Pero, ¿todos queremos ir a Roma?

un abrazo.

Marinel dijo...

La vida,Luismi, es exactamente eso: un caminar incierto donde todos los caminos nos conducen al mismo y definitivo lugar...llámese Roma,por ejemplo...
Y metaforizarla es algo que debemos intentar a toda costa,pues es más llevadera,más bonita,más etérea...
Yo, quiero ser arena y volar por el espacio en lugar de caminar a todas horas...ufff¡qué aburrido!
Y así,volando, disfrutar de mi camino, de las posibles bifurcaciones impuestas o no,de las elecciones difíciles...
Me gusta tu reflexión entremezclada con tus comentarios.
Un besazo.

Osa Mimosa dijo...

Yo también quiero llegar a Roma, ya lo sabes, el cómo, no importa.
No sé si todos los caminos llegan a ella (por el momento) pero todo depende de como te lo propongas y el empeño que utilizes en ello, ¿no?
En ese camino pasan cosas, buenas o malas. Hay momentos, o instantes. Hay circunstancias que te hacen cambiar y elegir un camino u otro, llegar a ese sueño de primavera, poder ver ese sol al final del camino...
Empezar con los Umbilical Brothers, con una conversación o una simple mirada. Instantes.
Uno a uno, forman una pequeña cadena que lleva a Roma, ¿no?
"Ya veremos donde nos lleva esto". Yo quiero poner más granitos en nuestra duna, disfrutar del paisaje y de todo lo demás.
Un beso, de m... de granito de arena :)

LadyRugi dijo...

Más vale plantearse la vida como una cadena de metáforas que plantearsela como una sucesión de momentos insulsos y otros edulcorados con sacarina...

Ah, y más vale ver metáforas en todos lados que ver, yo que sé, duendecillos verdes =)

Tal vez no lleguemos a Roma, pero seguro que, sea cuál sea nuestro destino, habremos aprendido mucho si, como tú dices, hemos disfrutado del paisaje.

Un saludo
(y sigue regalándonos tus reflexiones)

P.D: Estaré de exámenes una temporada, pero volveré ;)

Sorny No Es Mi Nombre dijo...

Yo me quedo igual, soy muy corto para la filosofía y metáforas, pero pa que sepas que lo he leio, pero me he quedado igual.

Pedro dijo...

Bueno, pues ya sé algo más sobre la vida.
Por cierto, creo que es imposible explicar algo de la vida sin utilizar metáforas, al menos a mí no me sale nada. ¿Será que no tenemos ni idea de lo que es la vida? Miedo me da.
Sea como sea, un gran post, amigo.

Un abrazo.

Emma dijo...

Luismi,
Si has ojeado mi blog recordarás mi lema para la vida y ser feliz: disfrutar de aquellas pequeñas cosas del día a día que son las que nos dan la felicidad. Tal y como dice Serrat en una canción.

Me gustó que comentaras en mi blog, y aquí estoy, encantada de leerte. Volveré.

Un saludo joven amigo.

estela dijo...

Porque simepre apuntas directo a mi sonrisa, me haces sentir cómoda y siempre me acompañas, te otorgo el Premio Dardo.

Y porque vales millones, has sido premiado con el Premio Blog de Oro.

Reglas:
- Pinchar en las imagenes de los premios, en mi blog. y copiar.
- Seleccionar 15 blogs y avisarles

Relicidades

I. Sierra dijo...

La anterior entrada es... wow O.O
Me encanta!!

Gracias por los premios ^^

La Rizos dijo...

Metáforas. Arena. Caminos...Me ha encantado tu forma de verlo. Es más, tengo que reconocer que he leído el texto dos veces para no perderme nada de lo que dices.

Yo no sé como he llegado a este punto, tampoco, pero recuerdo cómo empecé...
Me alegro de haberte encontrado por el camino ^_^
Volveré.

Marinel dijo...

Hola chiqui, que nada vengo a por ese premio que me ofreces y veo que lo tienes en el lateral.
Pues nada, me lo llevo y lo expongo de tu parte.
Muchas gracias de todo corazón.
Besos.

Nerea Ferrez dijo...

quizás te guste leer "leyendas de los otori" y las dos series de crónicas de anne rice.

por cierto, bonita entrda, yo también me quedo con el pensamiento de machado, de que la vida es un camino (caminante no hay camino,
se hace camino al andar,
al andar se hace el camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
(...)
caminante no hay camino,
sino estelas en la mar-
ANTONIO MACHADO)

por cierto, tranquilo que no eres el único que ve símbolos y metáforas por todas partes, te animo a leer una entrada de mi blog (http://enredadaentrelaspalabras.blogspot.com/2009/01/pequea-reina-de-corazones.html), es un cuento corto repleto de metáforas.
ah, y gracias por seguir mi blog.

≈Estrellita≈ dijo...

´¸.•*´¨) ¸.•*¨)
(¸.•´ (¸.•` *♥¸.•*¨) ♥ ♥
(¯`´•.¸ ¸.•´´¯ `,+.*`,+.*´.
’ *...`’ °´...`’ °´.*’ °´..`’ °´..`’ °´.
___####___#### .`-.´.+` ´°
_##____#_#____##`,+.*.*´
#_______#________# `+.*`
#________________# `,+.*`.°
_#______________# `,+.*`,+.*
__#____________# `,+.*`,°*`’ °
_____#_______# `,+.*`,+.*`,+.
_______#___# `,+.*`,+.*`,+.*’
_________# `,+.*`,+.*`,+.* HOLA LUIS DESEO ESTES MUY BIEN, ESPERO QUE DISFRUTES DE ESTE FIN DE SEMANA EN COMPAÑIA DE LOS TUYOS Y GRACIAS POR ACOMPAÑARME SIEMPRE EN MI BLOG, MUY BUENAS TARDES PARA TI Y UN FUERTE ABRAZO DE TU SIEMPRE AMIGA ESTRELLA..

Emma dijo...

Buenas noches Luismi.
Hace poquito que nos hablamos, pero creo que tu blog merece el premio Symblemine que puedes recoger en mi blog.

Un abrazo.