"Seré un genio, y el mundo me admirará. Quizá seré despreciado e incomprendido, pero seré un genio, un gran genio, porque estoy seguro de ello".
Salvador Dalí

domingo, 27 de julio de 2008

Atolladero metafísico

Una pequeña mirilla se abrió detrás del compungido Igor.

-¿Y por qué nos hemos parado esta vez?
-Un troll eztá en medio del camino, amo.
-¿Un qué?

Igor puso los ojos en blanco.

-Un troll eztá en medio del camino.

La mirilla se cerró. Dentro del carruaje se oyó una conversación en voz baja. La mirilla se abrió.

-¿Quieres decir que hay un troll ahí?
-, amo.
-¡Atropéllalo!

El troll avanzó, sosteniendo una antorcha por encima de la cabeza. En algún momento reciente alguien habia dicho: "Este troll necesita un uniforme", y había descubierto que lo único de su talla que había en toda la armería era el casco, y aun así había que sujetárselo a la cabeza con un cordel.

-El viejo conde no me habría dicho jamaz que lo atropellara -murmuró Igor, en voz no del todo baja- Pero claro, él zí era un caballero.
-¿Qué has dicho? -preguntó en tono cortante una voz femenina.

El troll fue hasta el carruaje y se golpeó el casco con los nudillos en forma de respeto.

-Nas noches -dijo- Esto da un poco de vergüenza. ¿Te suenan los postes?
-¿Poztez? -repitió Igor en tono receloso.
-Son una cosa larga de madera...
-Zí, ya. ¿Y qué paza?
-Me gustaría que tú imaginaras, ¿vale?, que hay uno con rayas negras y amarillas en mitad de este camino, ¿vale? Es que solamente hay uno, y esta noche lo están gastando en el camino de Cabeza de Cobre.

La mirilla se abrió.

-¡Venga ya, hombre! ¡Atropéllalo!
-Puedo ir a buscarlo si quieres -dijo el troll, nervioso, cambiando su peso de un pie al otro-, pero no llegrá aquí hasta mañana, ¿vale? O puedes fingir que está aquí ahora mismo, y luego yo puedo fingir que lo levanto, y no pasa nada, ¿vale?
-Hazlo, puez -dijo Igor. No hizo caso a los gruñidos que se oían detrás de él. El viejo conde siempre había sido educvado con los trolls pese a que no se les podía morder, y en un vampiro aquello era señal de auténtica clase.
-Pero primero tengo que sellar alguna cosa -dijo el troll. Levantó la mitad de una patata y un trapo empapado en pintura.
-¿Por qué?
-Para que se vea que has pasado por mí. - dijo el troll.
-Zí, pero entoncez ya habremoz pazado por ti -señaló Igor- O zea, que todo el mundo zabrá que hemoz pazado por ti porque eztaremoz maz allá.
-Pero así se verá que lo has hecho oficialmente -dijo el troll.
-¿Y qué paza zi zeguimoz adelante zin maz?
-Estooo... que no levantaré el poste -dijo el troll.

Atrapados en un atolladero metafísico, los dos miraron el trozo de carretera donde el poste virtual carreba el paso al carruaje.

En circunstancias normal, Igor no habría perdido ni un momento. Pero la familia le había estado atacando los nervios y ahora él reacionaba en la forma tradicional que tienen los sirvientes de reaccionas cuando están hasta las narices: volviéndose muy tonto de repente. Se inclinó y se dirigió a los ocupantes del carruaje a través de la mirilla.

-Ez un control de frontera, amooo -dijo-. Noz tienen que zellar algo.

Se oyeron más murmullos dentro del carruaje y luego, a través de la mirilla, alguien sacó bruscamente un rectángulo blanco con los bordes dorados, Igor se lo pasó al troll.

-Casi da lástima -dijo el troll, sellándolo con torpeza y devolviéndolo.
-¿Qué ez ezto? -exigió saber Igor.
-¿Perdón?
-¡Ezta... ezta eztúpida marca!
-Bueno, la patata no era bastante grande para el sello oficial y de todas formas yo no sé qué pinta tiene un sello pero me parece que me ha salido un grabado bastante bueno de un pato -dijo el troll en tono risueño-. Y ahora... ¿estás listo? Porque voy a levantar el poste. Ahí va. Mira cómo ahora está levantando hacia el cielo. eso quiere decir que ya puedes pasar.

El carruaje avanzó un trecho y se paró justo antes del puente.

El troll, consciente de haber cumplido su deber, deambuló hacia el mismo y oyó una conversación que le resultó desconcertante, aunque para Gran Jim Beef todas las conversaciones donde hubiera polisílabos estabn envueltas en un halo de misterio.


Fragmento de Carpe Jugulum

2 comentarios:

Osa Mimosa dijo...

Vale, no he pillado una mierda, xo m da igua, eres un fiki y al menos m has hecho caso y has actualzado... ;)
Un beso Señorito Luismi

][...Laury*...][ dijo...

pero k parida mas grande! xDDD

si k lo e entendido pero...es una xorrada...un sirviente tonto y un troll k estaba aburrido y nu tenia otra cosa mejor k acer...
y encima e acabao cn dolor d cabeza y todoo xDDDD

luismi x el amor d dios pon textos ways T.T

weno m voy a ver si hago algo d probexo...

P.D.: ya sabs lo muxo k m gusta tu blog...pero sk tenia k kejarm