"Seré un genio, y el mundo me admirará. Quizá seré despreciado e incomprendido, pero seré un genio, un gran genio, porque estoy seguro de ello".
Salvador Dalí

domingo, 23 de noviembre de 2008

¡Es gesso!

Atención: Esta entrada no sigue la lógica de las anteriores entradas apepaladas, sino que vuelve a la estructura descriptiva, primitiva y friki de mis primeras crónicas, ya que són unos pequeños esbozos de lo que fue en realidad el II Salón del Manga de Valencia, pero nada de lo que yo escriba aquí se acercará a lo que verdaderamente supuso.  Así que absténgase de leerla personas no frikis, o que simplemente detesten este aspecto de mi ser, para evitar malas críticas de este estilo de entradas. Si no te gusta, vete a escuchar música. Que la Fuerza os acompañe ^^

Suena el despertador, mi acérrimo enemigo durante 5 días a la semana. El muy hijo de su madre se salta la tregua de los fines de semana. Son las 8 y ya estoy hecho un zombi. A la ducha, a ver si así soy persona.

Ya estoy en su puerta. A los 15 minutos ya estamos en el coche, nos ponemos al día sobre nuestras situaciones estudiantiles y, después de media hora de viajecito, ya empiezo a divisar la cola de frikis ansiosos.

Nos bajamos del coche. Mi corazón da un vuelco al ver el panorama. Una cola hasta dónde alcanza la vista. Una cola de chicas-gato, emos, heavys, algunos góticos y, cómo no, los cosplayers. Avanzamos unos cuantos metros buscando a algún conocido para colarnos descaradamente.

¡Premio! Uno de nuestros acompañantes reconoce a unos amigos y... ya hemos avanzado la mitad de la cola por la cara. ¡Qué bella costumbre! Nos presentamos a nuestros nuevos compañeros frikis con peculiares saludos que mejor no intento representar con escritura moderna. Simplemente, el que parecía ser el lider me cayó bien. Iba vestido de Ulquiorra, con su casco y todo, hecho de periódico, papel mashé y ye... ¿queso? Ah, gesso. Apunté mentalmente el nombre mientras nos explicaban su pronunciación, para después googlearlo.

La cola avanza a pasos agigantados, y yo identifico, emocionado, a los clones de mis héroes, más bajos o más rechonchos, eso sí, pero igual de... vistosos. Iry indentifica emocionada al "señor con pelo en la cara", al que yo identifico inmediatamente como "hombre disfrazado de mono".

Didi Kong suena unos instantes después. Durante el resto de la cola, nuestros nuevos compañeros envadurnan a Ulquiorra de polvos de talco, para luego ornamentarlo con su máscara de hueso. Iry no para de amenazarnos con pintarnos la cara. Qué maja.

Después de hora y media de espera, llegamos a las puertas. Entonces me doy cuenta de que el GreenSpace es una insdustria abandonada o algo así. Me esperaba un recinto bastante más... lujoso. Pero la realidad volvió a demostrarme que nunca hay que juzgar un libro por su portada.

Pago mi entrada de un día y...

Nada más entrar, veo los stands, el escenario, a unas chicas vestidas de One Piece cantando algún opening conocido, que vibra en mi memoria, pero que no logro recordar.
Y señalo emocionado, cuán niño pequeño, a un Franky de nariz acartonada y mallas color carne. Le pierdo de vista para sacar la cámara, y me topo con el sable láser de un Darth Vader bastante flaco, pero igual de intimidante.

Se escapan antes de poder inmortalizarlos. ¡Maldición! Albi me tranquiliza, que espere a que se llene el local me dice, me recuerda que hemos entrado de los primeros y que aún falta mucha gente.

Y anda si se llenó. El resto de la jornada fueron caminatas interminables, siguiendo a mis compañeros como un borrego, distraído con los Akatsuki y los Arrancar de máscara de gesso...

Soras... Luffys... Kakashis... una legión de chicas disfrazadas de la rubia con coletas de Death Note, orejas de gato por todas partes, hasta una Heidi acompañada por su Clara en silla de ruedas y una jovenzuela señorita Rotenmeyer. Y un redundante gorro a rayas verdes y blancas que me resultaba familiar, y que poseían demasiadas personas para ser simplemente casero...

En los talleres doy vida a un engendro de piel de globo con cara de malo, no tan trabajado como los de mis compañeros, que son de arte. Bautizo ahora, mientras escribo estas línias, al engendro de piel de globo y entrañas de arroz como... Íker. Ahora estoy viendo Cuarto Milenio. Así es la vida, pequeño Íker.

Hace tiempo que perdimos de vista a la pandilla de Ulquiorra e Iry. Confié en que siguiesen con vida. Había mucha Death Note suelta por ahí.

El resto de la jornada se resume en "¡Tengo hambre!", "¡Coño, una caca rosa!" y "¡¡¿¿¡¡Dónde cojones está el stand de Raruto!!??!!". Creé dos engendros más: uno que fue masacrado por una plancha poco calentada, y una bolita esponjosa de ojos saltones a la que tengo manía.

Todo esto con el sonido de fondo de Give a reason, y yo balanceándome inconscientemente de alegría y nostalgia. Y cómo no, admirando de reojo las medias de rejillas de las colegialas con sombrillas.

Hubo muchísimas cosas en este lugar aparte de las contadas, cómo encontrarme dos chicas que antes daba por pijas, reírme del Joker, huir de una dependienta de stand demasiado sonriente, Ulquiorra y sus nuevos amigos haciendo de guardianes de la puerta, un Zorro Ronoa obeso,  la familia shinigami, el digimon reciclado, el verdadero Link rubio y muchos, muchos más...

Pero fue un día demasiado largo y bonito para describirlo en este humilde blog y por este triste intento de narrador. Bueno, una más:

Y perdido por el laberinto de stands, lo ví. El redundante. El sombrero que adornaba todas las cabezas salvo la mía. El sombrero con forma de cartón para palomitas... y encima me llevé el póster.

Allí ya no era el friki de la clase, sólo un friki, uno más del montón. Todos acostumbramos a tomar un rol, un papel, una identidad para hacernos los interesantes, o simplemente sentirnos especiales. Brillar. El problema era que allí había demasiadas estrellitas, no destacaba entre tanta brillantez, tantos semejantes.

Aceptación.

Mirase a dónde mirase, veía más y más gorros, y máscaras de gesso, y a lo lejos, entre el gentío, ondeando la bandera del Sombrero de Paja. Ya no tenía que avergonzarme por llevar un gorrito ridículo, posiblemente fuese la persona menos ridícula de la hectárea.

Unos adoran a los cantantes, otros a un par de actores guaperas... Yo adoro a esta gente, que no tiene miedo que vivir su afición sin reparos y pasárselo en grande.

Dentro de 6 meses volveré. Y volveré a reírme del Joker, a conocer a chicas simpáticas a la par que frikis y juveniles, a ver a la legión de Arrancars de gesso, a imaginar ser un elegido de la llave-espada, hacerle un hermanito a Íker, a escuchar grupos malos de emo-frikis y a cantar Pokémon mientras recorto gomaespuma. Una experiéncia inolvidable.

Y volveré con mi gorro de Urahara :)
P.D: A ver quién tiene estómago para firmar con un Frikiiiii después de esto ^^

17 comentarios:

Yackyl dijo...

Frikiiiiiiiiiiiii~~

Ains, si lo llego a saber, quedamos para conocernos, que, no sé cómo llegaste a mi blog, pero ya que podemos coincidir en eventos como este... xDD

Me ha encantado tu entrada, una manera muy curiosa de describirlo todo, encandila con la primera palabra y no te deja libre hasta el punto final, increíble.

Por lo que veo solo estuviste el domingo, además de no haber ido a la primera edición. Hay que ser realistas, el lugar deja muchísimo que desear, además de la organización; en la primera, todo igual, solo un poco más de gente.

Bueno, otro día a lo mejor comento más, ha sido muy cansado este finde y no sé por qué sigo despierta, xD

& meses... empieza la cuenta atrás...

Osa Mimosa dijo...

Yo tmb tengo estómago xa hacerlo: Frikiiii!! (Sabes q lo hago con buena intención ;)).
Esta mñana me han contado lo de la caca rosa, Sora y demás historias. Y ya t lo dije, menos mal q no fuí, si no, m hubiera tokado huir de tí allí también.
Un beso!

mar dijo...

Sabes nunca he acudido a un evento de estos,aunque he de confesar que me llaman la atencion.
Un besito y una estrella.
Mar

Dieguillo dijo...

Uohhh! Querido amigo y compañero de rutinas Luismi! XD ¿fuiste al salón del manga?

Haber si hablo más contigo, pues tan sólo sé de tus usuales ochos cuando te veo por ahí... ;) XD

Un saludo.

Sorny No Es Mi Nombre dijo...

Porque!!! con lo bien encaminado que ivas y me vuelves con las frikadas. Porque!!! señor!!! porque!!!

P.D: sta wapo, tenia k aber io al contigo d acoplao, xDxD, como Laura itroi el viernes. xDxD

salu2

JOSE (elpepal) dijo...

Bueno Luismi... que le vamos ha hacer xD al parecer no se puede cambiar a las personas, siempre tendrás tu vena friki, y respetaré que esta se exprese en tu blog... ¡¡siempre que sea una entrada friki por cada 10!!

Ahora solo espero que continúes progresando como lo estabas haciendo y que estos temas se repitan lo menos posible.. para mi gusto claro, tu haz lo que quieras que para eso es tu blog xD.


P.D: Yo soi la inspiración de las llamadas ''entradas apepaladas'' según Luismi.

Yackyl dijo...

Sí, sé que me equivoqué con lo del sábado, caí un rato después de comentarte y haber apagado el ordenador, xDD más que nada por el hecho que comentas de haber mucha gente, el domingo (como siempre) no fue tanta como el sábado.

Albi...? Amiga de Daiichan? O.o
Otro sí, estaba en el stand de unos amigos :3 (eso el domingo)Chapeando/OtakUniverse, haciendo chapitas, ayudando, riendo, sufriendo dolor de piernas, xDD pero como el sábado anduve con el concurso de para-para y que tenía un examen, apenas estuve con ellos, así que el domingo se lo debía :3

Los otros comentarios... no sé si son ironías o qué, pero, sin ofender, tienes pinta de friki y eso no lo debería poder cambiar nadie O.o
Ya solo el nombre del blog induce a pensar un poco en ello, xD

Además, el término friki en sí significa fan de algo, aunque lo asocien con gente extraña o anormal, hay gente para todo.
Bueno, cada uno es libre de ser lo que quiera, con estar a gusto y ser feliz con ello... :3

Cabask dijo...

Frikiiiiiiiiiii, con todo el cariño desde otro friki como soy yo. Yo fui al salon del manga de barcelona, aunque el de valencia debio estar bien por loq ue dices.

Por cierto, gracias por comentarme, ouuuh yeah.

Cada vez más cerca de que la invasión friki se complete muahahahaha.


PD: un dia tengo que hacer un post con una discusion o reflexion sobre que es ser friki, te apuntas?

mar dijo...

Sabes el otro dia me hicieron el friki test, y di de gran friki a superfriki...eso es bueno o malo? jaja
Un besito y una estrella.
Mar

el escríba dijo...

Hola Luismi!! Se ve que tienes intereses ,a tu edad mola.El blog lo tienes bien ordenado y si te lo curras y presentas a un concurso puedes llegar a ser conocido. Sobre los intereses que has puesto en tu perfil discrepo ya que no hay que contribuir mas a la catástrofe del mundo,se rebelde para no dejarte llevar y aporta lo tuyo para cambiar el lugar donde vivimos. Un cordial saludo incondicional!!

anabolizante dijo...

muchas gracias..tu entrada es demasiado larga para leerla así que simplemente decirte que lo que has leído sobre la metáfora es por alcaide jajajaja.
A ver que pasa...xD

laura dijo...

hacía tiempo que no escribía porque no me habían inspirado...
jajaja
un beso, gracias por apsarte siempre =)

nos leeemos ^^

Anónimo dijo...

[i]El muy hijo de su madre[/i]jaja yo también uso esa expresión.
Un beso, lauura_val

Osa Mimosa dijo...

Q t vuelva la inspiración y terminas eso q tienes a mitad anda... (a)

el escríba dijo...

Buaa! ,,.mira que escribes(elogio),,la ducha el mejor invento del sigloxx. Jaja! y hay hasta coldplayers,,jeje,me hace gracia,la verdad es que mola ir a acontecimientos o eventos de lo que sea. Un saludo compañero!!

I. Sierra dijo...

VIVA EL SALÓN DE MANGA!
VIVAMOS LOS FRIKIS!
xDDD

Comento en esta foto porque no podía aguantarme xD

Un saludo!!

I. Sierra dijo...

Lo mejor de todo es que vas entre la gente reconociendo los cosplayers, cantando las canciones del karaoke (a todo esto intentando que el ramen no se te caiga), probando los onigiris (oh dios que buenos están!), comprándote una camiseta de Be Friki mientras tus amigos te meten prisa (no vaya a ser que cierren en salón aunque queden 5 horas), intentando a sacar a tus amigos que están enganchados jugando a Naruto después de haber ganado a 15 personas, comprándote chapas y chapas (vivan las chapas!), reconociendo caras de tu barrio/instituto, hacer fotos a todo ser andante, matarte por coger un palito de luz (cogimos uno!) y finalmente desear no tener piernas para que no te duelan. Seguramente nos vimos por ahí, aunque había mucha gente xDDD

No he podido evitar volver a firmar en esta actualización :D